Conociendo tu ciclo menstrual

 Se puede decir muchísimo del ciclo menstrual, tanto así que pretendo resumirlo y dar datos en base a lo que he leído y aprendido en mi licenciatura. Es más acertado denominarlo “ciclo sexual femenino”, aunque mucho más amplio. Lo explicaré de forma más detallada en los siguientes párrafos. Sé que hay algunas palabras que para algunos podrán sonar muy técnicas, pero prometo que habrán aprendido mucho sobre su ciclo (o el de su hija o pareja) una vez que lo hayan leído.

moc.jpg

 El ciclo menstrual es un cambio a partir de la pubertad que llega con la menarquía (primera menstruación). Lo desencadenan las hormonas que secretan el hipotálamo, el lóbulo anterior de la glándula hipófisis y los ovarios.

La cosa se complica un poquito porque se no ha enseñado de forma muy general desde las clases de educación sexual cuando tenemos unos 10-12. En la literatura médica se nos indica que el ciclo sexual femenino se divide en un ciclo ovárico y un ciclo menstrual/uterino, los cuales ocurren simultáneamente pero se refieren a cosas diferentes. Uno se refiere a los cambios en el ovario y el otro a los cambios en el útero, pero actúan en conjunto. Ahí el porqué de lo que mencionaba al final del primer párrafo. Comenzaré por escribir sobre tal ciclo, ya que pienso que el ciclo ovárico, por más interesante y útil que sea conocerlo, es menos básico. 

CICLO MENSTRUAL O UTERINO

Antes de hablar sobre dicho ciclo, es importante conocer que el endometrio es la mucosa que recubre la cavidad uterina. El endometrio está conformado a su vez por dos capas: basal (por ser la capa base del endometrio) y funcional, siendo esta última la que se desprende durante la menstruación. El ciclo menstrual es, en sí, la serie de cambios que le ocurren al endometrio (incluyendo sus dos capas) durante el ciclo sexual en un lapso de 28 días, aproximadamente. A partir de aquí me referiré a los llamados “óvulos” como ovocitos, término que causa menos confusión. También es importante que sepan que las llamas trompas de Falopio son llamadas también tubas uterinas.

 

endometrio

A este ciclo se le pueden distinguir tres fases:

  1. Menstrual

Son los 3-5 primeros días del ciclo que se caracterizan por el desprendimiento de una de las capas del endometrio, la cual es la más cercana a la luz o cavidad uterina, se le llama capa funcional. Tomemos en cuenta que el útero es un órgano hueco (con cavidad uterina/luz) con forma de pera invertida.

El desprendimiento de la capa funcional del endometrio provoca un sangrado cuya cantidad depende de cada mujer. Por lo tanto, el tejido del endometrio y la sangre son expulsados por el orificio del cuello del útero hacia la vagina, donde finalmente llegan al exterior mediante el orificio vaginal. Al final de estos eventos el endometrio suele ser muy delgado.

Esta etapa se ve inducida por un descenso en los estrógenos y progesterona que produce el cuerpo lúteo del ovario. El cuerpo lúteo o cuerpo amarillo es una masa amarillenta que ocupa un lugar en el ovario que antes fue ocupado por el ovocito que fue ovulado en la ovulación, valga la redundancia.

El cuerpo lúteo

http://www.copasmenstruales.com/blog/curiosidades-sobre-la-menstruacion/

  1. Fase proliferativa

Abarca los días 4-6 hasta el día 10, aproximadamente. Aquí, el endometrio delgado resultante de la fase menstrual se engrosa, duplicando o triplicando su grosor, con lo cual se regenera la capa funcional antes desprendida, así como sus vasos sanguíneos. En la mucosa del útero podemos encontrar glándulas que producen moco, las cuales se ven estimuladas en esta fase. El cuello del útero se ensancha y el moco se vuelve filante, es decir, que puede formar hilos debido a que es todo lo contrario a espeso pero con suficiente viscosidad, como la clara de huevo, que actuará como un lubricante y también para dar un medio en el que los espermatozoides puedan desplazarse.

 

250px-Cervical_mucus1.jpg

Moco filante. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Método_Billings

Básicamente, en esta fase se procura un ambiente propicio para la fertilización del huevo por parte del espermatozoide, así como la posterior implantación del cigoto en el endometrio para que se dé el embarazo. Por lo anterior, al final de esta fase las tubas uterinas comienzan a tener cierto movimiento llamado peristaltismo, el cual ayuda a que las tubas/trompas “atrapen” al ovocito con sus fimbrias, una especie de pelitos (filamentos), que se encuentran al final de cada trompa de Falopio, justo donde ésta se “encuentra” con el ovario. 

 

Captura de pantalla 2016-07-28 a las 19.52.27

Partes de las tubas uterinas. Fuente: http://www.auladeanatomia.com/novosite/sistemas/sistema-genital/sistema-genital-feminino/tubas-uterinas/

El peristaltismo también ayuda a transportar al ovocito hacia la ampolla, que es la región anatómica de fecundación, donde puede ser fertilizado por el espermatozoide en caso de coito sin uso de anticonceptivos. De hecho, el movimiento peristáltico de las tubas uterinas no es lo único que ayuda a transportar al ovocito, la mucosa (o capa más interna) de las tubas está conformada por células con algo muy parecido a vellosidades o pelitos, se les llama células ciliadas. El movimiento de los cilios se ve estimulado en esta fase gracias a las hormonas.

 

cilios_pulmones

Estos cilios son del aparato respiratorio, pero es un referente. Fuente: http://bioprofe4.blogspot.mx/2012/11/movimiento-celular.html

Esta fase es regulada por los estrógenos que secretan los folículos de los ovarios, cada uno con un ovocito madurando en su interior. Es importante señalar que cada ovocito de nuestros ovarios está en diferente etapa de maduración, por lo que generalmente se ovula un solo ovocito en cada ovulación.

 

*OVULACIÓN*

ovulacion

Fuente: http://periodofertilweb.com/ciclo-de-ovulacion/

 Siempre 14 días antes de la menstruación.

  1. Fase secretora

 Comienza justo después de la ovulación, cuando el ovario está desarrollando el cuerpo lúteo o cuerpo amarillo en el folículo del ovocito maduro que fue expulsado para ser fertilizado. 

Debido a que hay un ovocito maduro en camino por las trompas de Falopio listo para ser fertilizado en ellas, el endometrio se prepara para que, en caso de que el ovocito haya sido fertilizado, el cigoto (ovocito + espermatozoide) se implante en él. Por lo tanto, acumulan líquido y sus glándulas crecen y acumulan sustancias, los vasos sanguíneos forman una extensa red y aumentan su calibre.

 

captura-de-pantalla-2013-08-17-a-las-16-46-02

Cambios en el moco cervical. Fuente: http://artxarte.blogspot.mx/2015/03/fertilidad.html

En caso de no haber embarazo, el cuerpo lúteo o amarillo se degenera poco a poco, por lo que deja de producir progesterona gradualmente, suprimiendo la secreción de las glándulas de moco y el grosor del endometrio, el cuello del útero se hace pequeño, los vasos sanguíneos se contraen y el moco se vuelve denso y opaco, hasta que el descenso totalmente brusco de dicha hormona (la progesterona) hace que la capa funcional del endometrio muera y se desprenda generando un sangrado. Lo anterior es, como de seguro ya adivinaste, la menstruación, con lo que inicia un nuevo ciclo menstrual o uterino.

 Esta fase está regulada por la progesterona, pero también por los estrógenos de los folículos del ovario que están en desarrollo/ maduración de ovocitos.

¡Espero que la información les haya gustado y les sea útil! En la próxima entrada explicaré el ciclo ovárico. 🙂

Si gustan leer sobre esto y obtener información más detallada e ilustraciones hermosas, pueden consultar el libro de Embriología y Biología del Desarrollo de Arteaga (hay un capítulo dedicado al ciclo sexual femenino), un libro que, si bien es literatura médica, es de los más sencillos y didácticos que he leído. 

Anuncios
Galería

Esto no es un post (y tampoco he muerto).

Vale, ya sé, tiene meses no escribo aquí, pero no es porque me haya olvidado del blog. Lo que sucede es que estoy en mi último año de la preparatoria, el ciclo escolar siguiente me voy a universidad y estoy aterrada, pero eso es aparte. Si me han seguido desde el inicio entonces sabrán que es en vacaciones de verano cuando estoy publicando como relojito, eso es porque prácticamente son mi únicas vacaciones al año. Estos últimos dos semestres han sido de locos, no me queda tiempo para nada, no ayuda el hecho de que tenga que estudiar para mi examen de ingreso a la universidad (tampoco he tenido tiempo de estudiar para ese, pero habré de organizarme). Entonces sí…En unos meses, dos meses más o menos, el blog volverá a la normalidad, esa normalidad que tuvo durante sus primeros meses, quiero decir. Mientras tanto tengo un post a  la mitad en la carpeta “Documentos”, prometo que en cuanto pase ese examen, que básicamente cambiará mi vida, ese post estará aquí. images Me viene a la cabeza que sería un buen momento para que envíen sus post como colaboraciones, pero sé que a muchas aún les cohibe hablar sobre sus experiencias (hablo de las chicas más jóvenes), sin embargo, si tienes la intención de compartir, no la ignores, siempre puedes escribir por mensaje privado a la página de Facebook. Son muy agradecidas sus aportaciones, y también sé que es probable que en un futuro no pueda escribir un post por semana (que sería lo ideal para mí), así que algo de ayuda no vendría mal. El blog lo cree pensando en una comunidad de chicas que pudieran hablar sin tabúes sobre estos rollos, pero he notado sin mucha sorpresa que a una gran cantidad de chicas les da vergüenza todo esto de hablar de vaginas y copas. Quiero agradecerles a todos los lectores porque ya somos más de 920 en Facebook, y el hecho de que me sigan me motiva muchísimo, tengo muchos planes para este proyecto y espero con toda mi alma que pueda llevarlos a cabo. Un beso.

Sangrado libre, ¿aún más desconocido que la copa?

Probablemente, o al menos puedes observar más caras de desconcierto o de asco cuando tocas el tema, que, claro, es tabú al ser sobre menstruación. Este post lo escribo por petición de una lectora de mi país, decidí escribir sobre ello porque es muy interesante. Entonces empecemos.

¿En qué consiste el sangrado libre?

El sangrado libre no es ir por ahí con el hilito de sangre bajando entre tus piernas, o bueno, sí puede ser, pero yo he leído más sobre otro aspecto de éste. Esta práctica consiste en “controlar” el cérvix como un esfínter, que sea igual que orinar o defecar. No se requieren toallas/compresas ni tampones, ni copas. Simplemente no se requiere de nada para absorber o retener el flujo menstrual. Es un práctica muy antigua, usada en tribus y en gente a la que muchos consideraríamos hippies. En las tribus y aldeas se les enseña a las chicas desde su menarquía, porque claro, requiere práctica. También existen mujeres que sí dejan que la sangre corra libremente, pero me parece mucho más práctica la primera opción, además de interesante por la cuestión de volverse más consciente del cuerpo propio.

Parece una buena opción para mujeres que quieren probar algo nuevo en cuanto a la menstruación, o que simplemente no se sienten cómodas con tampones o copas, o cuya billetera no les permita la compra de productos diseñados para ello. Creo que el no desarrollar esta habilidad denota que nos hace falta algo de práctica en algo de lo que se habla todo el tiempo entre los blogs que leo: “escuchar nuestro cuerpo”. Yo, les soy honesta, no me siento atraída hacia el sangrado libre, menos porque estoy muy feliz y cómoda con mi copa. Tampoco tengo el tiempo (lo sé, suena a pretexto, definitivamente) para aprender a controlar mi cérvix, parece que toma sus ciclos, y me darían miedo “los accidentes”, para ser sincera.

Me parece que es algo que debes tener muy dominado para salir de tu casa con toda seguridad, eso o, como he leído de algunas mujeres que lo practican, necesitas planear tu menstruación para quedarte en casa. Eso es algo un tanto imposible para gente que tiene empleos de lunes a viernes, o de lunes a sábados o domingos, o para las chicas que vamos a la escuela, o cuando estamos en un lugar donde no podemos “descargar” el flujo (como un baño, por ejemplo, aunque yo no suelo tirar mi sangre). Lo cierto es que el flujo menstrual no es constante, tenemos nuestros ratos en los que sale, y estos dependen de cada persona y del día del ciclo.

No tiene mucho que me enteré sobre esto, lo leí en algún blog cuando empezaba a dejar los productos desechables para la menstruación. Lo platiqué con mujeres mayores que yo (incluyendo a mi mamá y a mi abuela), y lo que me dijeron era que en algún momento habían hecho algo así (controlar el cérvix), pero que no sabían que tenía un nombre.

Algo que me pareció muy gracioso es que encontré un blog en el que se habla de que esta es una práctica feminista, en realidad es la práctica más antigua relacionada con la menstruación, y no tiene que ver por completo, como ya lo había dicho, con ir por ahí dejando un caminito de sangre por donde una va. Me parece que es respetable que  existan mujeres que practican eso, cada quien con su cuerpo, y bien por ti si va con tu estilo de vida y tu ideología. También depende de dónde vives, a qué te dedicas… Desgraciadamente hay tantos tabúes, que aún y cuando existan mujeres que lo quieren practicar el sangrado libre de esa segunda forma, no podrían hacerlo por presión social. Entonces, vamos, hay dos formas de practicar el sangrado libre como ya lo habíamos dicho.

¿Qué hacían las mujeres hace bastante tiempo para tener una cosecha buena? Danzar entre los campos, claro, para esto hacían uso en muy buena parte de la menstruación libre. La sangre es un abono perfecto (pero para eso tengo planeado otro post, jaja).

Si gustan leer más, he leído que los siguientes posts son interesantes:

http://viajealciclomenstrual.com/2013/05/13/sobre-otra-revolucion-menstrual-el-sangrado-libre/

http://mujeresdelquintomundo.blogspot.com.es/2013/08/que-es-sangrado-libre-o-liberacion.html

http://recibetuluna-notas2.blogspot.com.es/2012/06/sangrar-libre-mente_30.html

http://danzademujer.blogspot.mx/2013/04/menstruacion-sangrado-libre.html

No duden en compartir información (o en corregirme) si saben más acerca de esto. 🙂 

Mi experiencia con las toallas y salvaslips de tela- parte 1

¿Cómo va todo? 🙂

Esta es una entrada pequeña. No tengo idea de cuántas de ustedes han probado toallas de tela, pero la verdad es que sí hay gran diferencia entre las desechables y éstas. Yo no tengo más que dos toallas y dos pantiprotectores, para mí es más que suficiente gracias a la copita.

DSC_0341

En la foto, que ya les había compartido, podemos observar las toallas y salvaslips Baby Nappy. Tienen unos estampados hermosos.

Uso la marca Baby Nappy, originalmente la marca se dedica a hacer pañales de tela para bebés. Si eres perezosa para lavar, éstas son las toallas que estás buscando, pero si no te importa lavar y te encanta la suavidad de la mayoría de las fibras naturales, no te las recomiendo del todo. No estoy diciendo que las telas no sean suaves, sólo digo que la tela que está en contacto con la piel no es mi favorita. Estoy 90% segura de que las telas con las que están hechas son sintéticas, muy conveniente para quitar la sangre con absoluta facilidad, pero nada transpirable. En tiempo de calor tampoco me gustan por lo mismo. Adicionalmente, el flujo comienza a quedarse encima de la tela a manera de coágulos una vez que se llenan de sangre, cosa que no me gusta, así que las uso para cuando mi flujo es más escaso. Debo mencionar que la sangre jamás se ha pasado a mis panties, y creo que éste es un punto a favor. Tampoco tengo otras toallas de tela para comparar.

OEM_Top_Qaulity_Sanitary_Napkin_Customzied_Sanitary

Con tela sintética o no, de cualquier forma son mucho más cómodas e higiénicas que las desechables.

Los salvaslips/pantiprotectores los uso junto con la copa, aunque últimamente he requerido mucho menos de ellos porque cada vez me he sentido más segura con la copa, pues jamás he tenido derrames considerables, han sido más bien mínimos (cuando excedo su capacidad). Entonces los salvaslips los uso una vez que haya terminado de menstruar, principalmente para evitar pequeños rodetes cafés en los panties, porque cómo me cuesta quitarlos jaja.

Las toallas las he usado para dormir, nunca había tenido accidentes hasta mi menstruación pasada, cuando al levantarme de la cama sentí cómo bajó el flujo menstrual, de tal forma que sí manché un poco las sábanas. Lo anterior ocurrió debido a que la toalla estaba ya demasiado llena de sangre, entonces ya no absorbía nada y se quedó encima como una especie de coágulo.

10626457_1436673916573901_4484440337653257760_n

He probado las toallas básicas y los pantiprotectores. La marca tiene la gran ventaja de tener una gran variedad de toallas, siendo su capacidad la principal diferencia.

No he usado otra marca que no sea la ya mencionada. Tengo pensado intentar con otras marcas que utilicen fibras naturales, ya les contaré… También estoy tentada a fabricar mis propios pantiprotectores y toallas, pero por una cosa u otra no he tenido tiempo ni siquiera de sacar la máquina de coser. El día que las haga tengan por seguro que habrá aquí un post DIY. Por ahí una lectora de Argentina me había mandado un tutorial, pero no lo encuentro por ningún lado. Tengo en mente usar franela, aún estando súper consciente de que es difícil sacarle las manchas, y de que tienen la desventaja de que a la tela se le hacen bolitas.

Me han pedido que hable sobre el sangrado libre, y claro que lo haré. Está llevándome un poquito más de tiempo escribir al respecto debido a que la información es algo escasa y repetitiva, pero por aquí lo tendrán, ya verán. 😀 

¿Puedo usar la copa si soy virgen?

¡Hola, hola! Tenía sin escribir…un mes. Bien, en este blog ya no me quedan muchos artículos, es decir, de los que ya tenía pensados he publicado casi todos. Les pido de rodillas que si hay algo sobre lo que quieren que escriba me lo hagan saber, con gusto escribo sobre ello. Me faltan temas bastante sencillitos, pero hay uno que me ronda una y otra vez. No había escrito sobre él porque no quiero causar polémica, pero parece un buen momento para abordarlo. En este momento aún me estoy debatiendo entre escribir sobre él o no, pero ya leyeron el título del post, so… 😀

thumb

Imagen de Marta A. para Proyecto Kahlo.

La “virginidad” (el sexo en general) es una de los temas que normalmente no se toca en la mesa, junto con el dinero, la política, la heterosexualidad y bisexualidad, y la religión. En mi casa no somos tan cerrados como en otras casas, yo siempre recibí la educación necesaria y siempre me encantó leer, así que en mi familia esos temas se han tocado en repetidas ocasiones y, aunque a veces no estamos de acuerdo, no nos incomoda hablar sobre ello. Me parece importantísimo que los padres se sientan cómodos hablando con los hijos sobre sexualidad, si mis papás no lo estuvieran, probablemente este blog no existiría porque yo tampoco tendría la seguridad como para escribir de ello.

Cuando yo decidí comprar la copa, mi primer preocupación fue el tema de la virginidad, son muchísimas cosas las que pueden preocupar a una en éste aspecto. Primero que nada yo no creí que pudiera meter mi copa en mi vagina, vamos, que yo ya sabía que esos tejidos son increíblemente elásticos, pero tenía mis dudas, sobre todo por mi bajísima talla. El principal aspecto por el cual yo no creía que cupiera era mi nula experiencia, así que eso definitivamente tuvo que ver en lo mal que me fue al querer insertar mi copita por primera vez. Estaba nerviosa, sí, sobre todo ansiosa, pero cuando me dije a mí misma que tenía que relajarme y que no pasaba nada, por fin lo logré. Estoy recordando que sí había utilizado los tampones en varias ocasiones (tenía la experiencia suficiente para insertarlos y extraerlos como todo una experta), pero en el momento no lo recordaba, y menos me detuve a pensar que cuando la copa está doblada puede tener el mismo grosor que un tampón. 😅

El aspecto de decirle a mi mamá “me he metido algo a la vagina” jamás me preocupó; primero que nada porque yo ya había usado tampones, y ella lo sabía, incluso comprábamos la caja y la compartíamos porque no los usábamos frecuentemente, y además yo llevaba mucho tiempo hablándole de la copa y la compré gracias a que me dijo que era buena idea (lo desechable nunca me iba bien).

ANORGASMIAdeini

Ilustración de: Isa Ibaibarriaga para Proyecto Kahlo.

En mi país (y estoy segura de que no es el único), una no va por ahí diciendo que se mete cosas a la vagina, al no ser que estés hablando con una amiga (o una muy buena amiga) sobre tampones. Yo le tengo infinita confianza a mi mejor amiga, y a una prima con la que platico de todo, así que, de mis conocidas, son a las únicas además de mi mamá a las que les he contado. Me parece importante platicar sobre temas como estos con otras mujeres. No le cuento a nadie más porque parece algo muy íntimo. ¿Realmente lo es, o sólo o sólo no hablamos de ello porque involucra genitales y por el miedo a lo que digan otros? Claramente ése tipo de cosas siguen siendo tabú en pleno siglo XXI.

Aún hay hombres que piensan que a las chicas y a las mujeres nos causa cierto placer sexual traer un tampón puesto, sí, una cosa seca y fea… ¿Qué pensarían de la copa? ¿Debería importarnos lo que piensen? No lo creo. Aún así, no es lo mismo que una mujer madura, que seguramente ya no es “virgen” (y para lo que odio el término…), escriba sobre copas, a que una chica de ni siquiera dieciocho años de edad hable de copas, ¡y a chicas de su edad o menores! Y menos que las aconseje, claro que no. Hay gente impresionadísima de que use la copa, y más de que tenga un blog sobre el tema para chicas de mi edad.

virginidad

Ilustración de Frannerd para Zancada.

También me preocupaba el himen, claro que si pasaba un tampón pasaba una copa bien doblada, pero aún así me asustaba pensar que pudiera lastimarme. Yo nunca he sangrado al insertar la copa, debo aclarar, sí he llegado a sentir molestias cuando me la pongo “en seco” para prevenir accidentes mientras estoy fuera de casa, pero jamás me he lastimado a tal grado. Ese problema podría solucionarse con un lubricante base agua, total, una sabe para qué lo usa.

Ahora definamos el término “virgen”. ¿Qué es ser virgen? Porque no a todas les queda claro el concepto, y con razón. El término no me gusta nada, no le encuentro sentido. He entendido que se usa debido a que María no había tenido relaciones sexuales y de cualquier forma quedó embarazada por obra y gracia del Espíritu Santo, entonces ella era virgen, y las chicas que no han tenido relaciones son llamadas vírgenes también. Aún el término “casta” tampoco me parece adecuado, pues hace referencia a la pureza y/o a la renuncia o carencia de sensualidad. Ambos términos coloquialmente hacen referencia al hecho de que una persona nunca haya tenido relaciones sexuales, así que quitémonos de la cabeza eso de que sólo se es virgen o casta cuando nunca has sido penetrada vaginalmente, pues hay múltiples formas de tener relaciones sexuales, y no todas involucran el coito. La copa no te quitará la virginidad, sólo las relaciones sexuales podrían hacerlo. Yo creo, y siempre he creído, que la virginidad está en la cabeza de cada una de nosotras, no en nuestro cuerpo.

someecards

¡Esto sólo aplica los primeros dos usos, no se asusten! Extraída de: http://misangrenomancha.blogspot.mx/2011/03/instrucciones-de-uso.html

Mientras una esté relajada, no debe pasar nada al introducir y al sacar la copa. Sin embargo, la copa sí puede provocar daños en el himen, o más correctamente “corona vaginal”, al igual que el tampón, golpes, estiramientos, manipulación, etc. Yo repudio los tampones (ya vimos todas sus desventajas), pero creo que son un buen paso antes de dar el salto a la copita, pues así podrías conocer mejor tu anatomía y ver hacia qué dirección deberás insertar la copa. Es importante mencionar que todas tenemos un orificio, u orificios aún siendo vírgenes, pues si no la sangre de la menstruación no tendría por donde salir. Sin embargo hay chicas que nacen con un “himen imperforado”, pero es común que un médico solucione el problema en ese momento (himenotomía), pues así se evitan problemas al llegar la menarquía. También hay chicas que nacen sin corona vaginal. Comúnmente, la corona vaginal sólo cubre parcialmente la entrada a la vagina, y hay coronas que, por su elasticidad,  pueden no llegar a romperse por completo aun después del coito o de  introducir objetos a la vagina (tampones, copas menstruales…). La corona vaginal no tiene ninguna función (no existe evidencia de que ayude a prevenir infecciones), y tampoco posee terminaciones nerviosas.

LMe

Algunos ejemplos de cómo puede verse la corona vaginal. Extraída de: http://landofmeg.blogspot.mx/2010/08/vaginal-corona.html

Si has usado tampones antes de la copa aún siendo “vírgen”, la verdad es que no tienes de qué preocuparte. Lo único que hay que hacer es relajarse, y doblarla lo más delgadita que puedas, si estás menstruando la copa resbalará porque la sangre hará las veces de lubricante, así que es mejor y más fácil.

En el siguiente post hablaré sobre otro tema, pero si tienen dudas escriban un mensaje privado a la página de Facebook y con muchísimo gusto les responderé lo más pronto que pueda. 🙂

Mi experiencia con…la copa menstrual- parte 2

¡Hola! 🙂

Ordené mi copa un jueves, lo recuerdo bien porque lo primero que pensé fue que se atravesaba fin de semana y que Correos normalmente descansa gran parte del fin de semana. Como ordené algo tarde, casi en la noche, las chicas de MCup la mandaron al día siguiente (viernes). Estuve ansiosa por días, me la pasaba asomándome a la ventana para ver si veía la motocicleta de Correos. No recuerdo el día en que llegó mi copa, me parece que fue el siguiente jueves. El paquete tarda de tres a cinco días hábiles en estar en tu puerta, y como las chicas viven en Monterrey y yo en el centro del país, supongo que los cinco días exactos fueron justos. De hecho me llegó el paquete muy temprano por la mañana.

paquete

Estaba viendo NCIS en AXN cuando mi mamá entró al cuarto con los ojos muy abiertos. Abrí en paquete y quedé maravillada, esto es casi lógico porque era la primera vez que veía “en vivo” una copa, y no es lo mismo que verla en fotos.

Unos días después, desperté con un ligero cólico menstrual. En mí es típico tener uno de estos unas horas antes de ver un pequeño círculo rosa en mis pantaletas. No quiero decir “mancha” porque normalmente la palabra es asociada a la suciedad, y la sangre menstrual no tiene nada de sucia.

menstracion-ilustracion-2

Esta ilustración la he encontrado por ahí. Podemos observar la firma del autor.

Cuando fui al baño me di cuenta de que sí, en unas horas comenzaría a menstruar. Había leído que era bueno practicar un poco con la copa cuando se era primeriza, pero eso no fue buena idea. Esterilicé mi copa e intenté introducirla. No pude. Otra vez. Tampoco pude. Lo intenté mil veces. Nada.

En un principio había intentado con el doblez en C, pero sentía la copa demasiado gruesa. Recordé haber leído que el doblez punchdown era más cómodo porque la parte más burda de la copa (los bordes) quedaba tan delgada como un tampón. Con éste doblez sí pude, bueno, a medias, porque sólo metí la mitad de la copa. Tras esto, intenté meterla por completo, pero aún podía tocar la bolita por completo mientas estaba parada. Debo decir que en este primer intento maniobré estando de pie, cosa con la que he notado que no me siento nada cómoda.

IMG_3130

Doblez punchdown.

Mientras caminaba de vuelta a mi habitación me sentía como… ¿cómo llamarlo? Como apretada. Suena raro, pero así era, sentía que estaba un poco grande para mí, lo que me alarmó. Regresé a mi baño recordando que había leído que la mayoría de las mujeres se sienten más cómodas con la copa más arriba. Me senté en la taza de baño y saqué la copa con facilidad. Ahora me doy cuenta de que la traía mal puesta, pues los primeros dos días de uso lo más común es no poderla sacar con facilidad, pero como yo la traía demasiado abajo la extracción fue fácil. Volví a insertar la copa, ésta vez un poco más arriba. Aunque me sentía mucho más cómoda que antes, la verdad es que caminaba raro y la sentía al sentarme, cosa que no debe suceder.

Me costó trabajo insertarla por seguir el consejo de practicar “en seco”. La sangre sirve como lubricante al insertar la copa, y yo apenas si tenía el aviso, como me gusta llamarlo, por lo que era muy difícil que la copa resbalara y subiera lo suficiente.

Desayuné, y me acosté otro rato. Más o menos una hora después de estar acostada dejé de notar la copa. De momento pensé que me había acostumbrado, pero no era así. Mientras caminaba hacia el baño (de nuevo) recordé haber leído que la copa tiende a subir por noche mientras una está dormida, por lo que creí que era normal que esto pasara tras una hora de estar acostada. Lo copa había subido uno o dos centímetros y ni la notaba, me sentía muy cómoda.

COPAMENSTRUAL1

Fuente (el link las llevará a la experiencia de otra persona, además): http://www.proyecto-kahlo.com/2013/01/el-rojo-de-mi-sangre/

Unas horas después, la retiré. Fue un poco difícil, pero lo logré, seguí consejos de varios blogs y no me costó demasiado trabajo, pero bastó para hacerme sudar un poco. La inserté lo más arriba que pude, y ya no tuve ninguna molestia al caminar, tampoco al sentarme.

Al retirarla unas horas después me llevé un gran susto. La copa había subido un poquito más de donde la había dejado. Estaba nerviosa, entonces eso no ayudaba. Pujé, me relajé, me puse en cuclillas, me senté un rato… Estaba sudando, tenía un poco de miedo de decirle a mi mamá: “Mamá, ¿me llevas a urgencias? No puedo alcanzar la copa” tras haberla hecho gastar. En muchos sitios web había leído que en esos casos no debemos alarmarnos, que la copa no irá a ningún lado, que no se va a perder en nuestro cuerpo. Pensé en lo anterior y traté de relajarme. No iría a urgencias, no por mis nervios al sacar una copa menstrual. Además quería que funcionara, quería aprender porque ya no podía volver a los productos desechables ya que me había sentido muy cómoda con la copa.

Tomé mi computadora y entré al chat de MCup. Ahí me atendió Pily, fue muy paciente, en verdad muy paciente, se lo agradezco infinitamente. Yo estaba nerviosa y asustada, sobre todo desesperada, pero me relajé y seguí instrucciones. Tras unos minutos tratando de sacarla, lo logré. Me sentía aliviada, pero también preocupada por tener que vaciarla antes de dormir. Aún así, la volví a insertar.

Antes de dormir decidí vaciarla. Prácticamente volví a recordar toda mi conversación con Pily. Otros minutos de algo de desesperación y lo logré.

Para el segundo día de mi menstruación, yo ya introducía y extraía mi copa sin tener que poner a prueba la paciencia de nadie (sólo la mía). Molestaba un poco al sacarla, sobre todo. Lo que molestaba eran los bordes de la copa, pero para mi segundo ciclo aprendí a sacar la copa en forma de C, por lo que para entonces la molestia era mínima. Pensé en sacarla doblada de la misma forma en la que la metía, pero eso implicaba hacer un embarradero porque se derramaba la sangre contenida. También toma su tiempo aprender a romper el vacío de tal forma que no te incomode.

Una cosa que sí me parece un poco molesta es la ligera succión que hace la copa, hasta la fecha me molesta un pelín. Es algo muy ligero, pero sucede porque tengo el cérvix muy bajo durante mi menstruación, por lo que no todas las usuarias experimentan esta molestia ya que todas tenemos cuerpos diferentes. Normalmente ocurre unos minutos después de introducir la copa, más o menos tres minutos. Recordemos que la copa debe abrirse una vez dentro de la vagina para que no haya fugas, y la succión es, muchas veces, una garantía de que la copa se abrió. Por lo mismo es algo así como un alivio porque sé que no habrá fugas a no ser que exceda la capacidad de la copita, cosa que sí me ha llegado a pasar, aunque sólo una vez. 😛

ladycup-copa-menstrual-de-colores-ecologica-y-atractiva_MLA-F-3862918693_022013

Desconozco quién es el autor de esta ilustración, si alguien lo sabe, agradecería que me contaran.

Es común que no menstruemos lo mismo cada mes. Yo, por ejemplo, he notado variaciones mínimas en mi flujo menstrual, de lo que no era tan capaz de hacer con los tampones y toallas desechables. La abundancia del flujo puede variar por un montón de razones, y es conveniente que, si notas algo raro, acudas con tu ginecólogo o incluso con un endocrinólogo.

A la copa le he encontrado muchos, muchos beneficios. He podido darme cuenta de cómo es mi flujo; si tiene coágulos, si es un poco más abundante o ligero que el ciclo pasado, si es más denso… También he podido conocer mejor mi anatomía. Antes de la copa jamás había ubicado mi cérvix, ni siquiera me importaba dónde estaba.

Además de que en cierta forma me he reconciliado con mi menstruación, tengo menos molestias que antes. Ya nada de comezón, ardor, rozaduras, mal olor, resequedad, ni sudoración. De verdad la recomiendo un montón.

¡Todas con la copa! 🙂

Recuerda que puedes darte una vuelta al sitio web de las chicas de MCup. http://mcup.com.mx/web?amiga=thisislolly

¡También puedes enviar tu experiencia para que aparezca aquí en un post! 😀 

Mi experiencia con…la copa menstrual- parte 1.

Hola a todas. 🙂

Me la he pasado posponiendo este post porque es de los que más ganas tenía de compartir. Ya he soltado algunas cosillas respecto a mi experiencia a lo largo de la corta trayectoria del blog, pero no la he contado tal cual. Cuando estaba pensando en comprar mi copita hace unos meses, me la pasé leyendo experiencias, pues la elección de una copa no se debe tomar tan a la ligera, como ya lo vimos en el post anterior. Bien, ahora sí comienzo en serio con el post. 😉

No recuerdo bien cuándo fue que me enteré de la existencia de la copa menstrual, me parece que fue a finales del año pasado. Estaba por ahí en Internet (no me pregunten dónde porque no recuerdo) cuando leí las palabras “copa menstrual”, “DivaCup”, “ecológica”, y “olvídate de las toallas y tampones desechables”. Era la experiencia de una chica dueña de un blog, leí todo el post y terminé fascinada ante el concepto de la copa. Desde mi menarquía (mi primera menstruación) odio con mi alma los productos desechables. Siempre me han sido terriblemente molestos, por lo que estaba harta de usarlos. Estaba la opción de las toallas de tela, pero no tenía idea de dónde podía conseguirlas en mi ciudad, y no ayudaba el hecho de que en aquel entonces no estaba familiarizada con las compras en línea.

DivaCup

Lo que hice fue googlear “comprar DivaCup”. El resultado que me parecía más confiable fue el de Best Buy, supuestamente son distribuidores, pero tengo que admitir que me daba muchísima pena pensar en ir a Best Buy a preguntar por una copa menstrual. Las últimas veces que fui a comprar toallas o tampones desechables aún me daba pena pagar en caja cuando había hombres cobrando o embolsando. ¿Qué demonios me pasaba? Como si menstruar fuera una vergüenza…

Olvidé el tema de la DivaCup, sobre todo porque vi muchas imágenes y simplemente me pareció que eso ni de broma iba a caber en mi vagina. Y cuando digo que olvidé el tema de la DivaCup lo digo así porque yo creí que era la única marca, que era un artilugio extraño, algo dificilísimo de conseguir, y que por lo mismo, no encontraría tallas mucho más pequeñas.

menstrualcupsexplained

Imagen de: soeasybeinggreen-blog.com

Hace más o menos medio año estaba platicando con mi mejor amiga sobre lo enfadoso que era usar toallas femeninas desechables, que estaba harta y que sólo hacia peores mis molestias durante la menstruación. Afortunadamente, he aprendido que muchas de las molestias que tenía/tengo durante la menstruación son en gran parte cosa mía, pero no porque me las invente, sino porque muchas nos las han metido en la cabeza de múltiples formas.

Volviendo, lo que le dije a mi amiga fue: “Quiero una DivaCup 😦 ”. La respuesta a eso es un poco obvia, ella sabía casi tan poco de la copa como yo en aquel momento: “¿Qué es eso?” Le expliqué lo poco que sabía y confirmé que ella tampoco sabía sobre el tema. Mi mamá tampoco sabía sobre el tema, y por lo que ahora sé, mi abuela tampoco, ni mis tías. Entonces estaba sola, tenía que ponerme a investigar si realmente quería, vamos a decirlo así, reconciliarme con mi menstruación.

MITOSREGLA1

Les recomiendo leer http://www.proyecto-kahlo.com/2013/01/querida-regla/

Estuve investigando aproximadamente un mes. Leí páginas y blogs enteros sobre la copa, leí un montón de experiencias/testimonios, buenos comentarios, e incluso unos pocos malos comentarios. Tenía que conseguir una copa porque quería liberarme de los productos desechables, aún y cuando me daba un poco de pavor tener que introducir algo más grande que un tampón en mi vagina. Conforme fui investigando me di cuenta de que ese miedo era un poco exagerado, pues al doblar la copa, ésta queda casi tan delgada como un tampón.

Fue así como, primero que nada, investigué sobre las marcas que existían, luego me di cuenta de que muchas sonaban muy bien, pero no podía conseguirlas. Me topé con la web de NaturCup, me interesó muchísimo porque venden talla 0 para adolescentes, sin embargo, averigüé que la marca es Española, y quería mi copa lo más pronto posible, así que no tenía tiempo para esperar a que me llegara. Encontré un distribuidor mexicano, pero para cuando me respondieron yo ya había dado con las MeLunas, y ya tenía la mía en mis manos.

copamenstr

Fuente: http://www.proyecto-kahlo.com/2013/02/copa-menstrual-infeccion-vaginal/

Cuando encontré MeLuna, di con un distribuidor muy famoso en mi país, pero no me daba tanta confianza cómo tenía que pagar la copa porque no contaban con un sitio web con PayPal, y como la tarjeta de crédito no era mía yo no podía arriesgarme porque no manejaba para nada tarjetas de crédito. Fue así como di con las chicas de MCup México. No tenía idea de si tenía que elegir una talla mini, o una talla S. Me recomendaron usar la talla mini, y confieso que quería talla S, pero por la altura de mi cérvix, y la experiencia, claro, ahora sé que la talla mini es la adecuada. Respecto a la dureza siempre estuve muy segura de que me iba mejor la dureza Classic, llevo practicando yoga regularmente desde principios de año y quiero suponer que mi suelo pélvico no es flácido, pero lo cierto es que creo que sí me hubiera sido mucho más sencillo empezar con la dureza soft. Mi copa tuvo un costo de $370 MXN, morada y con apéndice de bolita, ya les he mostrado una foto en un post anterior.

Me han preguntado qué copa recomiendo, y la verdad es que sólo les puedo recomendar MeLuna porque es la que única que he usado, y estoy feliz, debo decirlo. Si gustan darse una vuelta por el sitio donde yo compré mi MeLuna mini aquí les dejo el link: http://mcup.com.mx/web?amiga=thisislolly

Espero les haya sido útil el post, próximamente estaré subiendo otro post con la segunda y última parte. 🙂